Alianza Inmobiliaria Internacional aconseja que al reformar tengas en cuenta tu presupuesto


Toda reforma integral que desees hacer en tu hogar debe planearse minuciosamente y esa planeación siempre incluye, lógicamente, la elaboración de un presupuesto ajustado a la capacidad económica y a las necesidades de renovación. En el mercado y en internet actualmente hay varios comparadores de presupuestos, uno de estos es Proyecto en Curso, experto en la materia que comparte contigo sus mejores consejos para hacer el presupuesto de tu reforma y encontrar al profesional idóneo.

Los comparadores de presupuestos tienen como objetivo ayudar a los usuarios a escoger la mejor empresa o profesional de construcción para ejecutar reformas económicas en casa, llevados de la mano de alguien con amplia experiencia profesional.

Estos servicios funcionan online y son muy fáciles de usar, simplemente se completa un formulario virtual donde se describe el proyecto de reforma integral para que luego los profesionales se pongan en contacto con el posible contratante, especialmente para darles el presupuesto de manera rápida y gratuita. Así se pueden pedir presupuestos a varias empresas cercanas a tu área sin compromisos previos.

Los comparadores de presupuestos ayudan a recibir las propuestas monetarias en las bandejas de entrada de tu correo electrónico, además, la mayoría tiene una base de datos de los expertos y compañías de reformas afiliados a ellos para que el usuario pueda consultarlas y, luego, una vez finalizado el trabajo, puntuar al personal contratado.

Entre las ventajas que ofrecen estos servicios se cuenta que es gratuito, existen rankings de profesionales, se pueden leer las opiniones que otros clientes hayan tenido sobre ellos, se encuentran cientos de opciones, se les puede pedir presupuesto a uno o a varios sin compromiso alguno y muchas veces se consiguen promociones.

La importancia del presupuesto

Un presupuesto posibilita el organizar los ingresos y los gastos que permitirán llevar a cabo nuestra reforma, si no se tiene y se va a ciegas con este proyecto los planes pueden arruinarse, las expectativas pueden no ser satisfechas o ciertos trabajos pueden quedar pendientes. Recuerda que un presupuesto es una programación de gastos y ahorros.

Cuando vayas a hacer el presupuesto de tu reforma ten siempre en cuenta específicamente los trabajos que requiere tu renovación, una vez determinado esto establece sus materiales, inmobiliario y demás accesorios, con esto en mente fija la cantidad de dinero que tienes disponible para las reformas o el límite de gasto para las mismas, ten también en cuenta cuánto dinero recibes y de ese cuánto se destinará a los trabajos, eso ayudará a definir los gastos que se pueden costear; adicionalmente, sabe cuáles de todos los gastos de la reforma son necesarios y cuáles secundarios, eso ayuda a distribuir el dinero y reinvertir en caso tal de que en un futuro te plantees vender tu vivienda.

Todo esto te permitirá priorizar gastos y organizar las metas y las compras, además de ayudarte a conocer tu capacidad de endeudamiento en caso tal de que quieras pedir créditos para la reforma de tu hogar.

Si harás los trabajos tú toma en cuenta estos consejos para hacer un buen presupuesto

En principio siempre debes tener en cuenta el límite de gastos para tu reforma junto a tu ingreso neto mensual, a partir de eso desglosa los trabajos de la obra y sus materiales; cuantifica en una tabla cuánta cantidad de material necesitarás para tu renovación, por ejemplo, cuántas láminas de vinilo necesitas por metro cuadrado de pared, si quieres busca tutoriales de esto en internet.

Reconoce cuáles son los costos indirectos de la reforma, como el gasto en electricidad o agua; apréndete los precios por unidad de los materiales y recursos que usarás, recuerda calcular siempre en función del espacio a renovar e incluye en este rubro las herramientas; si necesitas contratar alguna mano de obra, por ejemplo, pintores de brocha gorda, calcula aquí su pago y cuántos trabajadores necesitas para actividades específicas.

Adicionalmente, incluye una lista bien elaborada de los insumos y sus precios, añade a esto la unidad de medida de uso, es decir, metros cuadrados o centímetros cúbicos; tampoco olvides el costo de las herramientas que se emplearán en la reforma.

Una vez establecido todo esto simplemente recuerda seguir estas sencillas reglas: no hagas gastos impulsivos, muchas veces cuando se sale a comprar los materiales de las reformas te encuentras con otros insumos tentadores cuyo gasto no incluiste en el presupuesto, no te salgas jamás de tu lista o programación original.

Asesórate con expertos en la tienda donde compres, ellos muchas veces conocen opciones distintas y más baratas para los materiales que escogiste, compara y compra dentro de tu capacidad de gastos.

Finalmente, organízate, modérate y jerarquiza los gastos, es recomendable que vayas del mayor gasto o el trabajo más urgente, continúes por los medianos y concluyas en los gastos más pequeños y las renovaciones más superfluas.

Una vez más: Recuerda que los comparadores de presupuestos dan distintos servicios y atienden diversos sectores, por lo que si anhelas realizar una reforma de calidad esto no implica gastar más dinero del debido, un buen trabajo debería involucrar a un profesional si se trata de una reforma integral o de gran envergadura, en este sentido los comparadores te ayudan a seleccionar al experto adecuado para tu proyecto y necesidades. Todo se trata de seguir estos útiles consejos.

Además, estos servicios siempre ofrecen soluciones cercanas a ti, asesorías y referencias válidas aparte de ahorrarte tiempo y dinero, pues los servicios suelen ofrecerse a un precio competitivo, a veces con precios hasta 50 por ciento por debajo de los establecidos en el mercado.

Vendo casa